30 de octubre de 1983, las tan esperadas elecciones

Qué días aquellos, qué día aquel. Me fui a votar temprano, para después tener el tiempo libre y recorrer las calles con la cámara. Película Blanco y Negro, la Canon AE-1.

Lo primero es lo primero y me fui bien cerquita de casa, a la Escuela Santa Margarita de Cortona, en la calle López y Planes. Allí votaban las mujeres y comencé el día sacando fotos de las largas colas que se formaban.

Y al frente de la puerta de la escuela, como si las elecciones fueran en otro país, Frutos, que merece un capítulo aparte. El linyera del barrio, durante años, viviendo aquí y allá, sentadito con su saco colgado en el picaporte de la casa, como diciendo “mirá vos cómo votan en este país”.

Mientras tanto la gente se agolpaba en las puertas de los colegios y la policía con el ejército “custodiaba” el orden y la seguridad.

Mientras tanto, las esquinas peleadas por los carteles, que en los días anteriores habían cambiado de manos varias veces, se veían casi desiertas.

En la peatonal, las bellas columnas de “mármol”, ahora empapeladas hasta la saciedad, son recorridas por despreocupados transeúntes.

Un interesante ejemplo de lo que significaba la pelea por el estar arriba, cientos de láminas de diferentes partidos, unas sobre otras, hasta que casi se caían por su peso.

Y a la noche el festejo, con el infaltable choripan en cada esquina.

La noche se viste de fiesta, como este clon de Raúl Alfonsin en moto.

La gente inundando las calles, con una alegría sin fin.

Y cualquier lugar era bueno para festejar, aquí frente a la Casa Radical, en la Avenida Vélez Sárfield, Córdoba.

Y la sorpresa de encontrarse con uno de los candidatos ganadores: Eduardo Angeloz, saliendo de su propia casa.

Un peronismo abatido por la derrota, pero que juntaba fuerzas para el futuro.

Fue un buen recorrido, aquel del 83, quizás un poco corto por la falta de película tal vez? Porque recuerdo que caminé mucho, mucho, la noche cordobeza, la noche de la alegría, la noche donde comenzábamos a vivir una nueva etapa del país.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aparte, historias de vida, photography y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s