En la Casona del Molino, Salta


Solícito, el viento,
parece que bajara
cuando se lo llama
cargado de gotas
que tanto se esperan
desde la tierra y el río
mentras el vaivén
acompasada melancolía
soñando el sol
las gotas caen.
—— + ——-
Suerte la mia
viajar por el mundo
ver muchas aguas
insospechados ríos
cargados árboles
de blanco manto
helados espejos
así es la tierra que canta
y que pasa.
—— + ——-
Confianza en lo que hago
jugarme por el vacío
esperar lo propio
como lo ajeno.
Recordar el espacio
cargado de imágenes
de recuerdos,
de palabras,
de lo realizado,
de lo perdido
y por supuesto,
de lo encontrado.
Eso cambia
el cero por el infinito
viajando del fracaso al éxito
de la mano del maestro.
—— + ——-
Empanadas, vino y locro
canto, grito y chacarera
el viento trae añoranzas
de espacios bajo los árboles
de mate dulce con yuyos
de lluvia fuerte y verde
del agua que fina
cae desde lo alto
cascada, espacio compartido
tantos recuerdos de un tiempo
donde la compañía es todo
donde el sol acompaña
donde la tierra se quiebra
bajo nuestros pies andando
donde los bichos caminan
sin importar su presencia
donde el amigo tiembla
al ritmo de nuestro corazón.
—— + ——-
soledad…
¿acaso la invoco?
compañera inseparable
te extraño y cuando te tengo
disfruto y me acostumbro
del espacio propio
del ruido ajeno
viene lo preconcebido
lo aprendido y condicionado
vuelo por conocidos lugares
sensaciones vagas
que parten desde lo alto
que sueñan caminos olvidados
soltando su carga inviolable
sonido que canta alto
altura preconcebida
soltar la mente
para que el cielo venga
al encuentro de sueños
cansados y sigilosos
que poco a poco
retornan y dicen
de la soledad
de la compañía.
—— + ——-
Imágenes robadas
consuelo de una especie
en vía de extinción
puedo ver el final
es triste y abrupto
pero vivo como si fuera
un hilo contínuo de alegría
desecho lo cotidiano
busco el espacio abierto
anclado en un puerto
dificil es conocer el abismo
estar preparado
para sucumbir es el secreto
no temblar ante la muerte
que segura viene al encuentro
vivir por morir dice el recuerdo
morir por haber vivido
es el precio que pagamos
y no es mucho
peor sería
seguir viviendo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en pensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s