Recuerdos de la Antártida (12): La grieta (19 de noviembre)

19 de noviembre, martes

Rudy tiene que realizar un informe y preparar un plan de trabajo para los próximos 3 años.  Me preguntó si era posible hacer un proyecto conjunto entre el IAA y el MT, a lo que le contesté que por supuesto que si, es obvio que es lo que estamos buscando en nuestro viaje a estos lugares.  Por lo que a mi respecta, creo que el primer proyecto podría ser el tema de geología de costas y de paleoambientes.  Un trabajo que puedo ir haciendo en Ushuaia, Península Mitre y que puede correlacionarse con lo que se está haciendo aquí en la antártica (como dicen los chilenos, o por lo menos así dice Marko, el biólogo que está trabajando junto con Vergani en elefantes marinos).  Otro trabajo que podría hacerse es tomar en cuenta los lagos, lagunas y afines que se ubican en las zonas altas de Pla. Mitre.  Por lo que tengo entendido, no hay trabajos al respecto.  Lo veo como un primer paso para ese proyecto.  Cosa que no sólo sea un trabajo a realizar en Antártida sino en los lugares donde haya características parecidas,  caso Tierra del Fuego.  Esto es para charlarlo con más detalle y así coordinar planes de trabajo.

Un tema que conversé con Alejandro, pero del que no puedo tener ningún signo de solución hasta que no llegue a Ushuaia es el de la vivienda.  A dónde voy a ir a vivir cuando llegue a Ushuaia?.  Bueno, el asunto es que no quiero depender de nadie.  En el caso de no tener un lugar, seguro que me voy a un hotel, no caro pero por lo menos dos o tres días tranquilo y sin apuro.  Después el tema con Carolina también tendrá su importancia ya que si está sola y las cosas no cambian radicalmente podría ir a dormir algún par de días con ella.  Claro que esto lo veremos sobre el terreno.  No quiero, aunque las cosas se den bien, depender de los favores, por más bien intencionados que estos sean.  También es posible que haya noticias sobre casa o dpto. de servicio, en gamela de gobierno o por el estilo.  La gamela no me convence en absoluto, salvo para dejar los bultos y dormir allí de vez en cuando.  Si puedo conseguir un departamento para mi y otro loco, que podría ser Tim, sería lo óptimo.  Probablemente lo óptimo, óptimo sería conseguir un depto para mi y Carolina, pero como la petiza ya lo consiguió no quiero caer como de arriba.  El tema es lungo y por el momento no puede hacer nada.  Casi descarto el tema de Hilda y Pedro por como viene la mano, ya que si los planes de ellos no han cambiado ya la casa debe estar cortada por la mitad.

Nos hemos enterado que el avión va a venir recién el 1ro. de diciembre, claro que para nosotros es mucho mejor.  Más días aquí son menos días en Marambio y 5 días allí se van a pasar volando, entre el viaje a la pingüinera (de la cual hay un mapa en este mismo cuaderno) y el acomodar la carga los días se irán, se irán y espero que bien rápidos.  Una vez llegados a Río Gallegos nos pondremos de acuerdo con Ale y veremos si nos quedamos un día o si conseguimos el vuelo inmediatamente.

Corre viento y agua, nieve desde hace unos cuantos días y esto no tiene pinta de parar pronto.  Nos jode para salir, pero de todos modos si esta tarde no programamos nada trataré de terminar con las muestras de playa por lo menos hasta la punto a la altura de la baliza.  Aunque por la dinámica de la punta no hay perspectivas de pesados, en la Punta Páramo, Bahía San Sebastián, es donde Popper encontró y explotó el famoso oro de Tierra del Fuego.

Debo pensar bien en la futura campaña como prepararme, aunque creo que lo puedo hacer perfectamente bien.  Otra cosa que me ronda en la cabeza es como nos vamos a dividir en la campaña de Pla. Mitre.  Alejandro me dijo que Carolina puede trabajar en la zona donde lo vamos a hacer Hernán y yo, así que es posible que estemos juntos.  Creo que nos podemos arreglar perfectamente bien y ponernos de acuerdo en cuanto al “comportamiento” que debemos tener sobre todo cuando el sol se pone en el horizonte.

20 de noviembre, miércoles

El proyecto que escribimos entre Rudy y yo, con la idea original mia y la experiencia de Rudy para darle el aspecto que tiene que tener un proyecto incluye participación por convenio del Museo.  Es problemático desde el punto de vista de mi inserción en el Museo, el tema trabajo extra puede no caer bien en lo que a Hernán se refiere, pero dado que el trabajo principal del proyecto es a realizarse en Tierra del Fuego, creo que puede arreglarse.  Además el hecho de ser un proyecto por 3 años, de los cuales no debería estar los 3 años dedicados a eso, simplemente los meses de campaña y un tiempo después para realizar los perfilajes y preparación de las muestras.  Vamos a charlar con Alejandro del tema a ver como lo encaramos.

Hoy me habló César, a la mañana, el loco llamó por Pacheco.  Se escuchaba mucho mejor que la vez anterior.  Por supuesto que quería saber un poco más sobre el tema de la campaña de verano, a lo que yo le comenté de las dificultades que puede haber y las posibilidades que puede tener.  Tanto del MT como del Recursos Naturales con el tema aluviones en Slogget.

21 de noviembre, jueves

Anoche pensaba lo bien que me siento aqui, el tiempo que podría estar sin ningún problema, por lo cómodo que estoy, y por otro lado me siento terriblemente tirado hacia Ushuaia por Carolina.  Y recién sentía que estaba en mi familia, pero la de aquí, escucharlos a Jorge y Claudio pelearse como chicos, a Villa protestando desde la cocina, a Rudy contando sus historias en diversas partes, a nosotros, metidos un poco a la fuerza en un momento y ahora plenamente comunicados con todos menos algunas excepciones, caso Saleme con la mitad de la base.  Por el momento me considero dentro de la mitad que conserva cierta conversación, pero no se hasta cuando.  Pero volviendo a lo anterior, fue y es una sensación extraña y linda.  Me agrada el compartir mis locuras, mis problemas que por momentos son tomados en joda pero muy respetuosamente.  Entendiéndonos y compartiendo más cosas de las que uno haría en otro lugar, pero sin exagerar, también están aquellos que se guardan en si mismos, pero que se nota necesitan largar de vez en cuando lo suyo.  Aquí no hay nada extraño, es todo normal.  No es la Antártida de los locos (ojo, que aquí hay comunicación todos los días y varias veces con el continente).  Y todo se conjuga, escuchar mil veces el mismo cassette y hasta no cansarse, mil veces, las películas que nos traen a la memoria a gente que uno quiere, a las noches en las que el sueño no nos vence y la mente corre libremente por imágenes de mil tonos y de mil formas.  A pesar de que hay momentos en los cuales quisiera no pensar, no me hace mal ya que puedo controlarlos y encaminarlos.

No quisiera caer en una caracterización de cada uno de los integrantes, lo que quiero es quedarme con una parte de ellos para recordarlos siempre en mi primera y espero no última visita a la Antártida.  Misterioso lugar a pesar de mostrarse, indudablemente no se nos ha mostrado tal como es.  Demasiado tranquila ella.  Quizás la grieta nos muestre otra de sus caras.

23 de noviembre, sábado

Por fin ayer pudimos ir hasta la grieta, un lugar fascinante, por lo peligroso, que se disminuye con la seguridad de cordadas y escaleras y para quedarse a explorar en profundidad, que tiene de sobra.  Tiene dos niveles de ceniza, uno a 10 m aproximadamente de la superficie, de donde se tomaron muestras y otro a 20 m.  Es probable que el más bajo (20 m) sean las cenizas de la erupción del 67 de Decepción.  La más moderna no se sabe.  De todos modos vamos a tratar de ubicar otra grieta para bajar un poco más y encontrar otro nivel por debajo del de 20 m.  La cantidad de nieve sobre los niveles de ceniza son proporcionales al tiempo de acumulación.  Es decir que si del nivel 2 (20 m) hay 10 m al nivel 1 (10 m) y de este a la superficie hay 10 m, el tiempo transcurrido entre la erupción del nivel 2 y el nivel 1, el nivel 1 y la superficie es aproximadamente el mismo.

Primero bajaron Rudy y Jorge, luego bajé yo y después Marko.  Esto en el primer nivel.  Claro, no había más cuerda y uno tenía que subir.  Ninguno quería perderse el segundo nivel y uno tenía que subir para que Alejandro bajara. Subí  yo ya que había que cuidar las sogas que estaban atadas en la moto.  Villa no bajó porque no quiso y cuidaba (velaba) por nuestra seguridad.  Asi y todo bajó sin cordada después que Rudy y subió enseguida.  Por supuesto que se ligó una reprimenda mia y un empujón que lo tiró a la nieve.  La Seguridad!, es un chantún.  Me sentí como frustrado cuando (yo ya lo sabía) hubo que sacar la escalera del primer nivel para ir hasta el segundo.  Allí me olvidé, me resigné a no bajar más, ya que no había más soga y aunque hubiera habido no podíamos meter otra más.  Uno tenía que quedarse arriba… en fin, que no me gustó ni medio.  Pensé en que el embole que tenía encima no se me pasara pero desistí cuando me di cuenta que era inútil y una pendejada.  Después de armar las motos y trineos partimos hacia la base, se había levantado una espesa niebla y cuando nos dimos cuenta teníamos el Yamana a la izquierda nuevamente.  Habíamos dado vuelta en círculo!.  Para ser más gráfico va un croquis:

Croquis del viaje a la grieta

(Nota del autor: Este croquis lo hice unos años después de volver de Antártida, en Paintbrush!
Aquí va uno más actualizado, aunque como no teníamos GPS, lo que hubiera evitado perdernos, también es más o menos esquemático.)

Viaje a la grieta

En realidad no sabíamos muy bien si era el nunatak ya que la niebla era muy espesa, entonces nos acercamos caminando para reconocerlo ya que no podíamos creer que hubiéramos dado vueltas en círculo y Rudy nos previno de grietas peligrosas.  En ese momento sentí que el suelo cedía bajo mis pies y quedé enterrado hasta la entrepierna, cuando quise salir y pisar con la otra pierna también me enterré: grieta!.  El corazón se me aceleró inmediatamente y me puse a pensar qué hacer en esas circunstancias. Lo primero que pensé fue salir corriendo pero era empeorar la situación. Me recosté y salí cuerpo a tierra, no sin cierto apuro y un poquito asustado, perfiero pasar de cagón y no mandarme unos cuantos metros abajo en el hielo.

Hoy hablé con César y pudimos decirnos algunas otras cosas con más tranquilidad.  En Córdoba la vida continúa de la misma forma sin variantes.  Como decíamos, el tiempo corre de la misma forma, para mi corre mucho más rápido de lo acostumbrado.  De Eduardo lo único que se sabe es que está en la Dir. Prov. de Min. de La Rioja.  Trataré de mandarle alguna tarjeta.  También tengo la dirección de Maty Pacheco.

24 de noviembre, domingo

Ayer amaneció nevando y continuó hasta pasado el mediodía, un día perdido, como ya van varios descontando el de la grieta.  Voy a poner fin a comer como una foca porque sino me quedo hecho una bola de grasa.  Anoche vimos una película y tomamos whisky, Johnny Walker, que trajeron los visitantes del Polar Duke que llegaron los otros días (22 nov.) visitaron la base que caracterizaron de “lugar miserable” (miserable play) donde los habían recibido “tan cordialmente”.  Eran 4 hombres y 1 mujer que también se ligó los comentarios pertinentes.  Todos eran del Departamento de Estado y dieron una ojeada a la base.  Comentaron que era muy ecológica y como dentro de unos días puede llegar de visita el Green Peace, que es un barco ecologista (más político que otra cosa) recomendaron mantener los animales que rondan la base bien cerca.  Es notorio la cantidad de elefantes marinos, todos subadultos machos y algunos jóvenes, que están en los alrededores.  Cerca de los tachos de combustible, no tienen problemas en jugar y pelearse entre ellos.  También los pingüinos dan vueltas en los alrededores, incluso cuando salimos con Jorge y el bote, había uno muy curioso que daba vueltas alrededor levantando la cabeza para ver ese extraño animal vestido de naranja que flotaba sobre un armatoste oscuro.  Por supuesto que cuando quise tomarle una fotografía, el bicho estaba a varios kilómetros de distancia.  Una vez que salimos y tiramos la red, llegamos hasta el témpano que he fotografiado hasta el hartazgo pero con una característica distinta, estaba totalmente volcado y en una de las “laderas” se encontraba un pingüino descansando.  Curioso, pero no tanto cuando nos dimos cuenta de la presencia de un leopardo acechando la bajada del pingüinito, pude sacar unas fotos de ambos y espero que salgan bien, ya que había bastante mar de fondo que movía el bote.  Hoy probablemente salgamos con los botes hasta fuera de la caleta y en la zona del frente para buscar algunas muestras.  A la vuelta recogeremos la red que ya hace varios días que está echada.

Lo de la comida es increible, por la cantidad que comemos. Yo ya siento que la ropa me queda más ajustada. No es para menos ya que la comida típica es una “pequeña” entrada donde se pone garbanzos en aceite, pimientos condimentados, galletitas, mayonesa y cuanta lata de otra porquería encontremos. Después de deglutir todo, viene la comida propiamente dicha. Todos los días cambiamos de cocinero ya que el Manco Alfonso, verdadero cocinero de la base, ha tenido que volver. Después de comer toneladas de lo que sea, viene el postre, que no tiene mucha variedad, casi siempre son zapallos en almíbar. Yo solo me como una latita.

Una anécdota que sirve de ejemplo es lo que ocurrió los otros días. Cocinaba el Villa y nos preparó bifes con huevos fritos. Cuando preguntó cuántos huevos fritos (no puedo creer la cantidad de huevos que hay en la cámara frigorífica), alguien dijo dos! otro dijo: yo tres! Cuando me tocó el turno, en todo de broma dije: seis! y Aldo tiró: doce! Y todos festejamos las bromas. El que más festejó fue el Villa cuando vino con los respectivos platos de dos, tres, seis y doce huevos fritos! Pues lo más interesante es que nadie se quejó y todos nos comimos nuestros huevitos. Creo que los que pidieron sólo dos quedaron un poco arrepentidos.

Me voy a comer, hoy cocina Naim y tiene preparado una sorpresa.  Vamos!.  (Fueron macarrones, muy ricos).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en historias de vida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s