building and people

Y mientras tanto, siguen trabajando…

y mientras tanto, siguen trabajando

La ciudad, eso vivo que crece y crece sin parar, siempre me hace pensar hasta dónde, cuál es el límite?

descansando

La gente parece no alterarse. Quizás mi propia percepción confunda mis sentidos.

seguridad relativa

Pero la ciudad crece sin parar y ya no hay mucho lugar hacia los costados, aunque la arquitectura busque armonizar con el entorno, aunque a pesar de todo sigamos disfrutando un momento.

compañeros

El paseo cotidiano, la compañía en la plaza, el trabajo que aparentemente se disfruta, el puchito reparador, todo bajo una sombra que se amplía poco a poco.

cono de sombra

La ciudad tiene sus encantos y en ella armonizan el cemento y la naturaleza, buscando encontrar un equilibrio. Cuando estoy en la ciudad, no disfruto, pero al menos la entiendo.

equilibrio

Podemos amoldarnos y acomodarnos a todo. Podríamos decir que somos como animalitos de Dios, con los que cuesta compararse. Si, quizás yo me esté perdiendo lo lindo de la ciudad… pero tantas cosas no decidimos, sino que vamos entrando en la variante. En esa misma variante que nos lleva a la rutina no elegida, a esa en la que entramos por … uy, no me acuerdo cómo fue que llegué aquí. Bueno, qué importa, al final de cuentas crecí y gané muchas cosas. Es la ciudad donde vivo, la ciudad que me da y que me quita, la ciudad en la cual todos nos podemos ver reflejados.

reflejos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en fotos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s